Gente Competitiva

0 comentarios

Carolina Herrera: empresaria con estilo De estilo y una elegancia naturales, Carolina Herrera es una de las diseñadoras de mayor éxito en Estados Unidos y Latinoamércia. Como creadora, ha sabido interpretar perfectamente los gustos y las necesidades de una mujer amante del lujo y la elegancia, alejándola de los excesos. Como empresaria, ha conseguido construir poco a poco una firma sólida que empieza a exportar a todo el mundo.En 1980, presentó su primera colección de moda; en 1986, sus primeras creaciones para novia; y en 1988, salía a la calle su primer perfume tanto para mujer como para hombre: una carrera meteórica con la que se ha ganado el respeto del mundo de la moda.Carolina Herrera nació en Venezuela en el seno de una familia acomodada, en la que le enseñaron a apreciar la alta costura. Casada en segundas nupcias con el aristócrata Reinaldo Herrera, tiene cuatro hijas. La más pequeña, Adriana, es su más estrecha colaboradora en sus diseños, y ha sido la imagen de varios de sus perfumes. «Mi hija Adriana representa a la perfección la mujer de mis líneas, joven, elegante, con un estilo propio y una personalidad increíble».Desde su primera colección, Carolina Herrera ha contado con la aprobación y admiración del público norteamericano, aunque el espaldarazo definitivo lo tuvo con la creación del traje de novia de Carolina Kennedy, la hija mayor de John Fizgerald Kennedy.En 1991 fue galardonada por la asociación norteamericana Diseñadores Hispanos, con el premio a una década de creación artística. Seis años después, la infanta doña Pilar le entregó la medalla de oro del Spanish Institute de Nueva York.

Otros Reconocimientos

  • Premio Geoffrey Beene a la Trayectoria Profesional. CFDA. 2008
  • Premio Fernando Bujones del American Ballet Theatre. New York. 2008
  • Premio Cardenal James Kickey de Centro Católico Hispano. New York. 2008
  • Incluida entre los 100 latinos más influyentes del 2007 por la revista People.
  • Mejor frangancia selectiva (CH) del año 2007. Academia del Perfume. Madrid.
  • Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas contra la mal nutrición.
  • Madre del Año 2006. American Cancer Society. New York
  • Medalla de Oro de las Bellas Artes (2005). España
  • Fifi Award’s Hall de la Fama 2005. The Frangance Foundation’s
  • Mejor diseñadora de Ropa Femenina del Año 2004 en USA. CFDA
  • Diseñadora Internacional del Año 1999. Revista Telva de España
  • Medalla de Oro del Spanish Institute de New York.. (1997)
  • Premio a Una Década de Creación Artística (1991). Asociación de Diseñadores Hispanos de Estados Unidos.

Fragancias Carolina Herrera

Su amplio reconocimiento en el mundo de la perfumería lo plasma anualmente en sus colecciones. Los más vendidos son «212» o «Sexy». Actualmente acaba de sacar su último perfume, «212 Sexy For Men». Sus perfumes tienen muchísimo éxito, sobre todo entre los más jóvenes con sus líneas 212.

Expansión

Hay más de 10 boutiques «Carolina Herrera New York» en todo el mundo, concretamente en los Estados Unidos, Londres y Moscú. Su empresa se localiza en el Madison Avenue de Nueva York, y abrió otra boutique en Los Ángeles en la zona de Melrose Place. Además sus productos se venden desde Cuba hasta Australia.

Esta mujer, que impregna cada uno de sus modelos con su elegancia y su gran estilo, se declara sencilla, amante de su familia y una gran ama de casa.

Un violinista en el tejado del mundo

El reconocido violinista y director de orquesta está listo para iniciar una prometedora gira como solista en prestigiosos escenarios de EE UU. La celebrará con un concierto de antesala lleno de invitados especiales, que ofrecerá el 1 de octubre de 2009 en el Centro Cultural Corp Group. Eddy Marcano revela cómo se enamoró del violín y cómo se prepara ante el rutilante reto de presentarse en el Carnegie Hall de Nueva York.

«¿Papá, por qué cierras los ojos cuando estás tocando?» Victoria Marcano, de 8 años, tiene razón; cada cierto tiempo, su papá se refugia calladamente bajo los párpados cerrados cuando se apropia del violín y el arco. O como él mismo reconoce, cuando la música se lo lleva lejos. «Porque me gusta mucho lo que estoy haciendo», sonríe él. Eddy Marcano cuela la anécdota mientras comienza a calentar con el instrumento en el vacío escenario de la sala de conciertos de Corp Group. Al principio, hace sólo escalas. Luego comienza a tejer con el arco un tapiz apretado de notas limpias y elegantes.

Lleva 15 minutos improvisando, y va tan rápido que al trasluz de los reflectores las cuerdas desprenden un polvillo finísimo y plácido. Cuando termina, Marcano no resopla. No suda. Ni siquiera sacude discretamente los brazos para relajarlos. ¿Qué son 15 minutos de ejecución para él? Además de ser director de orquesta, desde hace más de 20 años integra la fila de primeros violines de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.

Durante ocho, presidió la Orquesta Sinfónica de Nueva Esparta. Ha grabado dos discos propios ­ Venezuela en violín 1 y 2­ y ha participado en una larga lista de proyectos de otros músicos nacionales. En noviembre de 2008 tuvo su debut neoyorquino como solista durante la Latin American Culture Week de esa ciudad, que dirigen el tenor Plácido Domingo, el músico y compositor Paquito D’Rivera y la pianista Polly Ferman. Ahora Marcano se prepara para iniciar una gira de tres semanas por EE UU, que lo llevará a tocar el 14 de octubre en el prestigioso Carnegie Hall.

Si tuviera un álbum de barajitas con los grandes nombres de la música venezolana contemporánea con los que ha colaborado, podría presumir que lo tiene casi lleno, pero su estreno en el Carnegie Hall tiene cartel propio. De la mano de Héctor Molina en el cuatro, Gustavo Caruci en la guitarra y José Puente en el contrabajo, Marcano presentará con su violín un repertorio de obras venezolanas entre las que figuran pajarillos, valses, merengues, joropos, ondas nuevas, pasajes y danzas zulianas.

«No estoy nervioso, pero sí muy emocionado. Me entusiasma tocar ahí por todo lo que representa», confiesa.

Su acento es rápido como el de un oriental, pero ondulado como el de un maracucho: por donde se le escuche, evidentemente confunde, aunque se ve que ese desconcierto ajeno lo divierte. «Soy de Cabimas pero crecí en Margarita. Ya tengo más de 20 años viviendo en Caracas, pero de vez en cuando todo se me mezcla, ¿vos sabéis?», explica con picardía. El menor de tres hermanos ­hijo de un profesor de inglés y una ama de casa­ aprendió en La Asunción a tocar cuatro a los cinco años. «Mi hermano Carmelo punteaba y yo lo acompañaba. En mi casa se oía de todo: Gualberto Ibarreto, Doris Day, Nat King Cole, Bob Fleming, Lilia Vera, los calipsos que oía mi papá cuando volvió de aprender inglés en Trinidad… Después empecé a tocar mandolina y luego me enamoré del violín. No sé qué pasó ahí. Me hechizó».

Violín en la maleta

El romance fue fulminante, atrevido, inexorable. El muchacho de 17 años se aferró con hombro y quijada a su idilio de madera. ¿Lo apoyaron en su casa cuando dijo que quería venir a Caracas a estudiar violín? «Has dado en la tecla». Se sonroja, se ríe, traga grueso, todo a la vez. «Al principio no mucho, pero yo me empeñé». Su tía Jesusita ­hermana de su padre­ fue quien lo recibió en la capital.

«Ella vivía en Caricuao y me `adoptó’ por un tiempo ¿Usted quiere estudiar música? Vamos al conservatorio, pues. Aquí está su sopita, ésta es su cama», recuerda con cariño. «Ya después de un tiempo, empecé a rodar por residencias, pero no duraba mucho. Me botaban», dice con una carcajada. ¿Por qué? «Cuando uno llegaba de clases, con el nivel de exigencia que había, sabíamos que al día siguiente nos iban a preguntar a uno por uno. Nadie podía desperdiciar el tiempo de estudio, así que yo practicaba a la hora que tuviera libre. Dos, tres, cuatro de la mañana…», se ríe. «Cuando amas lo que haces, sientes que siempre te faltan horas para eso. Y cuando por fin todos los compañeros de casa éramos músicos, entonces nos encerrábamos en los baños o nos turnábamos las terrazas para ensayar. Son los únicos sitios en los que no molestas a nadie».

Pudo más la voluntad que el escepticismo. «Cuando en mi casa se dieron cuenta de que esto iba en serio y que entré a una orquesta profesional, comenzaron a entender que esto era lo que yo de verdad quería hacer, y como ya me pagaban, también entendieron que iba a poder vivir de esto. Primero estuve en la orquesta Juvenil del Distrito Federal y luego en la Sinfónica de la Juventud Venezolana de Simón Bolívar. Todo eso ayudó. A partir de ahí me dieron todo su apoyo, y creo que desde ese momento comenzaron a sentirse muy orgullosos de que yo hubiera escogido ser músico», asegura. «Desde entonces están muy pendientes de lo que hago, todo les emociona. Son mi soporte y siento que cada logro mío les da mucha felicidad. Ahora entiendo que no era que ellos no quisieran que yo estudiara música, sino que tuviera algo más seguro primero, algo de lo que pudiera vivir. Pero creo que esa presión y esa lucha por dominar el violín me ayudaron mucho y me dieron un filo increíble».

Después de afinar sus estudios en Londres y en la Universidad de Indiana, y de integrar grupos como Opus 4, Onkora y Arcano, su manejo del instrumento no es cuento. «Eddy es un fenómeno. Una vez estábamos tocando la misma pieza en un concierto importantísimo y a él se le rompió una cuerda», relata su amigo Rafael «El Pollo» Brito. «Fue justo antes de que empezara mi solo de cuatro, que no iba a ser muy largo. La gente por supuesto que se dio cuenta de lo que estaba pasando, porque cuando una cuerda de violín se rompe, salta y suena como una pedrada», explica. «Eddy salió de la tarima, la cambió volando, afinó y entró otra vez a tocar justo cuando yo ya estaba terminando mi parte. Los dos nos echamos a reír.

Las cuerdas virtuosas de Eddy Marcano

Marcano fue uno de los jóvenes que se formó en el entonces incipiente Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela.

«El propio maestro José Antonio Abreu nos dirigía. Un día me sacó de los violines y me puso a conducir». ¿No fue eso lo mismo que hizo con Gustavo Dudamel? «Exactamente. A él no le da miedo decir: `Fulanito, tenga, siga usted’. Como director, él siempre se esfuerza en sacar de cada grupo un sonido particular, y para nosotros era un lujo ir viendo cómo lo logra». ¿No da pánico que Abreu le pase a uno la batuta? «Claro, es una presión terrible», confiesa a carcajadas.

«Pero bueno, lo más grato de dirigir es lograr que la obra suene como uno la oye en su cabeza.  Además, estás guiando un ente `vivo’. Si te sientes triste, la orquesta te responde con tristeza. Si estás inseguro, igual». ¿De qué depende el respeto de sus discípulos? «Del estudio. Mínimo, la primera vez que te paras delante de la orquesta ya tienes que saberte la obra de memoria y estar muy claro en lo que quieres. Cuando abres la boca para dar la primera indicación, los músicos deberían pensar `éste es el tipo´».

A sus 44 años, varias orquestas de América Latina piensan que Marcano es `el tipo´. Lo han invitado a dirigir en Colombia, Uruguay, Guatemala y Panamá, país en el que preside el Campamento Musical de la Asociación de Conciertos que se celebra cada año con niños y jóvenes. Como violinista, se ha presentado en festivales nacionales e internacionales y ha sido comisionado musical de la UNESCO para fundar orquestas infantiles y juveniles en varios países. También le han ofrecido cargos fijos como director titular de orquestas, pero se siente más cómodo con las invitaciones, con su carrera como solista y su atril en la Sinfónica Simón Bolívar.

Sobre el futuro melodioso de sus hijos ­Victoria y Sebastián, de 8 y 4­ prefiere no hacer planes. «Si van a dedicarse a la música, me gustaría que fuese algo que saliera de ellos mismos. No quiero que se sientan obligados, aunque creo que en cualquier momento me van salir con algo», dice con gracia. Hace poco estuvo con su familia en Disney, donde la hija lo arrastró hasta una atracción que tenía una guitarra eléctrica enorme en la fachada. «A ella le encanta el rock, y con la cosa de que había música ahí adentro, entramos.

Resulta que te hacen montar en un carrito que arranca soplado a mil por hora, y vas dando vueltas en la oscuridad con canciones de Aerosmith a millón en los oídos. Taca, taca, taca», dice el director sacudiendo con fuerza una mano. ¿No le gusta esa banda? «No, si Aerosmith fue lo de menos, yo oigo de todo. Es que a mí no me gustan las montañas rusas», se ríe. «Con el cuento de la música, me engatusaron».

-. El Nacional Todo en Domingo – Domingo 27 de Septiembre de 2009 TODO EN DOMINGO N° 519

 

Oscar Carvallo: la fantasía máxima de un creador genuino

Oscar Carvallo es un Caraqueño, abogado de formación, que se dedicó a la creación de moda por pasión. Decidió incursionar en el mundo de la moda desde muy joven, incluso trabajó con Guy Meliet, aprendiendo de él las técnicas tradicionales de la alta costura, luego monta su propia casa de costura en la urbanización La Florida en Caracas.

Montó tienda en el Sambil y en un buen día, se fue a diseñarle una linea prët-a-porter a Newman Marcus, en la 5ta Avenida de New York. Continúa su viajes hacia la ascensión y su curiosidad incansable lo hace llegar a Milano, para conocer de cerca la industria de lo moda italiana.

En el 2003 lanza su colección en la que trabaja la caligráfica imagen de su logo y en el 2005 abre su tienda en París. Este diseñador de modas venezolano, actualmente residenciado en la ciudad de la luz, presentó en el 2008 su colección Primavera – Otoño inspirado en el arte Cinético del maestro Carlos Cruz Diez, telas estampadas con las líneas y formas que dan el efecto máximo de este arte-movimiento, iban desde Foulards impresos con las obras cinéticas del maestro, hasta vestidos llenos de ilusionismo visual, de movimiento y color.

Su moda inspirada en la naturaleza y en las raíces culturales de nuestro país, continúa abriéndole caminos que reflejan el estilo de su marca universal y muy latinoamericana, a la vez osada y exótica y sumamente elegante.

«La razón de abrir una boutique en París fue existir: materializar a Oscar Carvallo, empezar a hacer el camino en Europa y en el mundo, porque en cuestión de moda, París es una vitrina en el mundo», dice Carvallo al hablar de sus proyectos y de su trabajo de creación.

«Esto es así no sólo en sentido figurado. Los clientes que recibimos aquí – refiriéndose a la tienda – vienen de todo el mundo, no sólo de Francia y de otros países de Europa, sino también de Japón, de países árabes, de Estados Unidos, de países latinoamericanos», acota el creador.

«No es fácil saber quién es uno mismo como artista, cuáles son las razones por las que hacemos lo que hacemos. A mí me tomó años saberlo. París fue como una conclusión de doce años de trabajo. Los latinoamericanos somos más instintivos, menos racionalistas que los franceses, nos basamos más en el sentimiento, el amor, la amistad, la música. De manera que analizar mi propia filosofía de vida y mi propia creación fue algo que aprendí aquí», expresa con total sinceridad.

La propuesta de Oscar Carvallo, es en definitiva una estrategia visual que califica a este diseñador, como un inteligente del negocio de la moda.

Gabriela Montero: La artista demuestra su ingenio a través del piano

En venezuela hay gente muy talentosa y lo demuestra todos los días. Prueba de ello es Gabriela Montero, quien se ha presentado con orquestas de diversos lugares en todo el mundo, desde Suramérica y Estados Unidos, pasando por Europa, Japón, el Lejano Oriente, y recientemente realizó su debut con la Filarmónica de Nueva York y Lorin Maazel.

Montero, quien fue nominada para un Grammy por su impresionante ejecución en el disco Baroque (EMI), también ganó el premio de la crítica musical en Argentina, en el rubro «solista instrumental extranjero», en donde la calificaron como «el vértigo del teclado».

Para Gabriela la música no es sólo una carrera, es una misión, una razón de vida, “donde hay que tener mucha fortaleza de todo tipo y estar concentrado en lo que realmente importa, que es la música”.

La pianista tiene ya tres discos: Piano Recital, Bach and Beyond y Baroque, respectivamente editados en 2005, 2006 y 2007, con EMI Classics. Conciertos, recitales, improvisaciones, discografía, «es todo parte de lo mismo, de lo que hago. Soy pianista clásica y además de eso me dedico a la improvisación clásica. Es una gran parte de lo que hago, también están los premios que he ganado y el reconocimiento a mis dos discos; además de los compromisos con las orquestas más importantes de afuera». Y es que para esta artista, improvisar implica conectarse directamente con su audiencia.

Al final de su presentación suele solicitarle a la audiencia que le sugiera un tema y a partir de allí fluye la música: «La improvisación es parte de lo que soy, es la forma más natural y espontánea con la que me puedo expresar. En realidad he estado improvisando desde que mis manos tocaron por primera vez un teclado, pero por muchos años mantuve ese aspecto en secreto. Hasta que en una oportunidad, Martha Argerich – la reconocida pianista argentina- me sorprendió improvisando y quedó extasiada: ella me persuadió de que es posible combinar una carrera como ejecutante seria con ese lado que me hace realmente única», comenta Gabriela.

Este tren de trabajo que incluye conciertos y recitales por el mundo, no le queda como mucho tiempo para refrescar el repertorio y montar nuevos conciertos para piano y orquesta.

Gabriela Montero nació en Caracas en 1970 y empezó a tocar el piano a los cuatro años. Estudió en la Academia Real de Música de Londres. Se ha presentado en salas de concierto en Londres, Washington DC, Tokio, Múnich, Varsovia y Caracas. En 1995, se ganó la medalla de bronce en la Competencia Internacional Chopin en Varsovia.

Gabriela ha trabajado con éxito con reconocidos directores como Claudio Abbado, Benjamín Zander, James Judo, Kazimierz Kord, Gustavo Dudamel, Alexander Rabinovitch, Michel Beroff, Rudolph Barshai, Jose Serebrier, Felipe Izcarav y Tomas Vasary, entre otros.
http://www.gabrielamontero.com/

María Teresa Castillo: memoria y cuenta de una pasión por la cultura

Cuando se revisa el desarrollo de la promoción cultural en Venezuela durante el siglo XX, es imposible no advertir el protagonismo de María Teresa Castillo Cúa, estado Miranda, 1908. Quizá por una coincidencia del destino, la celebración de su centésimo cumpleaños coincide con otros aniversarios también importantes para el país: los 100 años de la traición del general Gómez a Cipriano Castro; el centenario de los nacimientos de Rómulo Betancourt, Miguel Acosta Saignes, Jóvito Villalba y Miguel Otero Silva; los 80 años del movimiento estudiantil de 1928; las 6 décadas de la ascensión y derrocamiento de Rómulo Gallegos como presidente de la República; el medio siglo de la caída de Pérez Jiménez; y los 10 años de la llegada al poder del teniente coronel Hugo Chávez.

En su biografía asombra de inmediato la capacidad que tuvo para involucrarse en cuanto proyecto de promoción de las artes se llevara a cabo en Venezuela. De esto dan fe no sólo los archivos hemerográficos del país durante la segunda mitad del siglo XX fue de las mujeres de mayor exposición en prensa, sino también algunos de quienes compartieron con ella su mejor época. Salvador Garmendia, por ejemplo, escribió: Uno se ha preguntado más de una vez cómo hace María Teresa para asistir a dos o tres obras de teatro en un mismo día, y cómo es posible que todavía le quede tiempo, voluntad y sonrisas para ver el último documental de un joven cineasta, y después darse una pasadita por el bautizo del libro primero de un poeta.

Este aspecto de su fascinación cultural corría a cuenta de las funciones de la señora Castillo como presidenta del Ateneo de Caracas, cargo que asumió el 18 de enero de 1958, cinco días antes de la caída de la dictadura.

Bajo su gobierno, la institución que había sido fundada en agosto de 1931 por María Luisa Escobar se convirtió en centro y referencia de la ciudad cultural. Quienes tuvieron la suerte de vivir aquella época donde todo parecía posible recordarán con cariño la sede inicial del Ateneo, una amplia y luminosa casona ubicada en el mismo terreno donde hoy se erige el edificio del organismo que durante años sirvió como necesaria caja de resonancia de ideas provenientes de todas partes, en especial del Museo de Bellas Artes. Allí, por ejemplo, Miguel Arroyo y Graziano Gasparini presentaron una de las primeras y más completas exposiciones de arte colonial que se hayan celebrado en Venezuela.

Durante la década de los años sesenta la casa del Ateneo fue un lugar de encuentro para grupos literarios y musicales, así como para intelectuales venezolanos o extranjeros que, independientemente de que vivieran en el país o estuviesen de paso, participaban de buena gana y con entusiasmo en las actividades de la institución.

Por ese tiempo el Ateneo de Caracas se convirtió en un espacio para la divulgación de la filosofía, el pensamiento y las artes para un público que no siempre tenía acceso a las discusiones universitarias ni estaba al tanto de las actividades de las galerías o de las grandes salas de concierto. El movimiento de esta espiral fue el que encendió los motores para que Carlos Giménez fundara el grupo Rajatabla en 1971 y, dos años más tarde, en 1973, se celebrara la primera edición del Festival Internacional de Teatro, uno de los más importantes de Latinoamérica. Estas dos iniciativas ?así como la construcción de las salas de teatro para la sede inaugurada en 1983, la actual? dieron continuidad a una labor que Anna Julia Rojas y Horacio Peterson habían comenzado años atrás.

Quien hoy en día repite lugares comunes y unanimidades contra el ejercicio de María Teresa Castillo frente al Ateneo de Caracas desconoce que ella cumplió con su compromiso de dirigirlo en atención a valores entre los cuales se contaban los socialistas, que creía justos. Sin embargo, a diferencia de como es regla en la actualidad, no los asumió con fanatismo ni ceguera, ni los convirtió en arma contra lo que precisamente procuraba apoyar: el fortalecimiento de la democracia a través de la cultura.

Conjuntamente con su desempeño como directora del Ateneo, durante años María Teresa Castillo fue presidenta de la Comisión Permanente de Cultura del Congreso Nacional en una época en que el oficio legislativo, pese a todo, era respetable. Desde esa tribuna luchó por que los asuntos vinculados con las artes, las letras y la educación en Venezuela fuesen tomados en cuenta en los debates de los congresistas. Estaba convencida de que la democratización de la cultura sería afectiva sólo si se tomaban medidas de ley.

En octubre de 1988, en agradecimiento a los homenajes que se le rindieron por sus 80 años de edad, María Teresa Castillo publicó en El Nacional un breve artículo. En él postuló así su pasión de vida: Durante años he luchado por la misma causa: un país donde la cultura forme parte de la vida cotidiana, y no sea una sucesión de acontecimientos excepcionales.

Publicado en El Nacional. 15/10/2008

Simón Díaz, un cantautor que conquistó el mundo

Sus melodías han sido difundidas por artistas tales como Julio Iglesias, Ray Conniff, Caetano Veloso, Iván Lins, Plácido Domingo, Mercedes Sosa, Celia Cruz, Martirio, Rubén Blades, Richard Claydermann, entre muchos otros. Sin embargo, Simón Díaz, el más famoso y querido de los cantautores venezolanos, que pronto cumplirá 80 años, no es tan conocido fuera de su país como sus memorables composiciones, entre ellas «Mi querencia”, «Tonada de la luna llena» y especialmente «Caballo Viejo».

Las composiciones de Simón Díaz evocan la más autentica comunión entre el hombre y la naturaleza, su voz por décadas ha mantenido vivo el canto a las faenas de ordeño y el arreo de ganado, que parecía condenado a la extinción por el desarrollo tecnológico y la interminable migración del campesino a la ciudad.
Su obra profundamente provinciana se ha extendido a todo el mundo, a los más variados géneros musicales, a todos los tiempos.

«Fácilmente puede pasar inadvertido en casi cualquier país», declaró en una reciente entrevista en Caracas el catalán Joan Manuel Serrat, quien se cuenta entre sus más afamados intérpretes.

«Muy pocos saben que ha hecho música que es común a todos. Su sencillez, profundamente provinciana, es lo que la ha hecho tan internacional».

No se han anunciado homenajes en Venezuela, en parte porque no se ha podido coordinar las agendas de muchos artistas interesados en participar. Pero un grupo de venezolanos radicados en Hollywood está haciendo un esfuerzo para movilizar a sus admiradores en los más apartados rincones del planeta para lograr que Díaz, quien hoy tiene 79 años, reciba un reconocimiento especial a su excelencia musical.

La organización Venezolanos en Hollywood -conformada hace un año e integrada por 130 personas, entre ellos cineastas, productores, actores, técnicos, camarógrafos, maquilladores- tomó la iniciativa de recopilar firmas a través del portal cibernético Facebook para que Díaz sea distinguido a corto plazo con el Premio a la Excelencia Musical que otorga el Grammy Latino.

«Es hora que Simón, ahora que está próximo a cumplir sus 80 años, tenga el reconocimiento que merece», dijo a la AP la actriz Ileanna Simancas, una de las promotoras de la iniciativa. «Ya es tiempo que todos sepan quien es el cantante original y compositor de Caballo Viejo y tantas otras hermosas melodías», agregó. Simancas dijo que en la primera semana se reunieron 4.000 firmas y que hasta el 29 de julio la cifra era de 37.788.

Nacido el 9 de agosto de 1928 en el poblado agrícola de Barbacoas, a unos 110 kilómetros al sur de Caracas, Díaz ha compuesto más de 200 canciones y grabado 70 álbumes, el primero de ellos en 1963. Varios los hizo con otro inmortal y curiosamente poco conocido músico venezolano, Hugo Blanco, autor de «Moliendo Café».

Además de cantante y compositor, fue actor, comediante y productor de radio y televisión. En casi seis décadas de carrera ha participado como actor principal en tres obras teatrales, cinco filmes y produjo y condujo más de una docena de programas de radio y televisión que gozaron de alta sinfonía.

Alcanzar el éxito no fue fácil para el Tío Simón, como le llaman cariñosamente los venezolanos tras un exitoso programa infantil de televisión. Por años se desempeñó como cobrador de banco, boxeador, poeta y vendedor de periódico antes de lograr una oportunidad en el medio musical. (El Nacional)

José Antonio Abreu y la trascendencia de sus proyectos

Tengo el privilegio de conocer a José Antonio Abreu desde las aulas universitarias. Sobre su obra y su persona se han dicho en estos días muchas elogiosas expresiones. No puedo sino dar fe de ellas. Él es así: talento, entrega, pasión, tenacidad, sentido de misión, capacidad gerencial, liderazgo eficiente, humildad. Y ha sido así desde siempre.

Los años sólo han contribuido a afirmar su condición. Previsible por su integridad y su coherencia, José Antonio es capaz de sorprender a cada paso por el alcance de sus iniciativas, la trascendencia de sus proyectos, el sin límite de sus sueños y la capacidad para materializarlos. Aun a riesgo de repeticiones, no es posible dejar de destacarlo: Abreu representa una vida con sentido de misión y ejemplifica un caso de liderazgo eficaz.

Es ese sentido de misión el que de algún modo reconoce el veredicto que otorga al Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela el Premio Príncipe de Asturias. La obra suya es eso: una admirable realización en la que se combina «la máxima calidad artística con una profunda convicción ética aplicada a la mejora de la realidad social».

El logro, reconoce el jurado, nace «de una confianza audaz en el valor educativo de la música para la dignidad del ser humano». Abreu mismo deja constancia de la indisolubilidad de los objetivos social y cultural de su proyecto. «La misión del arte en la nueva generación trasciende el horizonte de lo estético para proyectarse sobre el amplio dominio que abarca desde la formación humanística integral de la personalidad hasta la plena inserción del joven y del niño en una vida social constructiva, fecunda y ascendente».

¿Qué define el liderazgo eficaz? El del Maestro Abreu tiene las claves: visión clara y realista, capacidad de sueño combinada con capacidad de acción, metas concretas y trabajo constante, dedicación, pasión, tenacidad, austeridad, sinceridad, capacidad para superar las dificultades, humildad para aprender, para asimilar el fracaso y levantarse, para apoyarse en los demás creando alianzas efectivas y sosteniéndolas sobre la confianza y los buenos resultados. Milagros Socorro destacaba la capacidad de Abreu para congregar voluntades atraer a los mejores.

Pocos como él, en efecto, son tan eficaces en la tarea de generar credibilidad. Capaz de estimular una colaboración entusiasta y productiva de países, instituciones y personalidades, Abreu hizo de la participación de grandes maestros no sólo un instrumento de promoción y visibilidad, sino, muy especialmente, la oportunidad para poner a los muchachos en contacto con una cultura enriquecida por siglos, alimentar su entusiasmo y llevarles a descubrir una dimensión enaltecida de su propio trabajo.

El de José Antonio es, sin duda, un liderazgo constructivo, orientado a la consecución de resultados, generador de confianza, sustentado en los principios de la buena gerencia y de la organización eficiente, apoyado en la constancia, la disciplina, el seguimiento y el ejemplo.

Pocos como él han sabido conjugar de manera tan cabal los verbos del liderazgo eficaz: movilizar, animar, inspirar, organizar, proponer retos, construir, estimular el desarrollo de las personas, su talento, su capacidad de hacer.

Este reconocimiento debe ser la oportunidad, como sugiere Maritza Izaguirre, para recordar los muchos casos de liderazgo efectivo y trascendente que se han dado en Venezuela y que comparten con el de Abreu la intensidad de un proyecto de vida, la atención a la formación de los recursos humanos y la formulación ambiciosa de planes y proyectos.

La trascendente obra de José Antonio Abreu es la mejor calificación de su liderazgo.

Publicado en El Nacional. Gustavo Roosen. 04/06/2008.

Alejandro Cañizalez y su visión de la ciudad

A bordo del helicóptero de Traffic Center, este periodista se ha convertido en testigo privilegiado del palpitar de la capital. Su voz acompaña a tantos desde lo alto, que para muchos es tan representativa de lo cotidiano como el café y las arepas.

Desde hace seis años se sube a diario a lo que él llama «el poderoso helicóptero de Traffic Center», desde donde sobrevuela la capital durante casi cinco horas para reportar su insufrible tránsito. El espacio sale en tres emisiones: 7:00 a.m., 12 m y 4:30 p.m., de lunes a viernes, a través del Circuito FM Center. Desde el aire aprecia lo sublime y lo absurdo, lo imponente y lo indignante, la belleza indiscutible de un valle maravilloso y su caos innegable.

«Siento que tengo un compromiso de ayudar a la gente. Somos servidores públicos. Queremos contribuir a bajar los niveles de angustia del caraqueño», comenta Alejandro sobre  su día a día.

Nadie puede negar que ya es referencia en lo que se refiere a la situación del tránsito en la ciudad, los cientos de e-mails que recibe a través del trafficcenter@hotmail.com no sólo le agradecen sus indicaciones y consejos para ganar tiempo al circular por estas calles, sino sus mensajes llenos de optimismo, las palabras de aliento, que se han vuelto parte de su estilo, así como las campañas que de vez en cuando lleva adelante como las destinadas a la protección de áreas verdes y a la recolección de la basura. Referencia también se han convertido para las autoridades municipales y del poder central encargadas del orden público.

«Al principio fue duro, tuve que ponerle mucho corazón, estudiar los mapas, recorrer la ciudad en carro, meterme en colas. Poco a poco fui aprendiendo a orientarme. Me asesoró Germán Blanco, de la Tango Tango Fox; él tenía más de 10 mil horas de vuelo, su experiencia fue importante, me recomendó que fuera rápido, descriptivo, preciso, contundente». A los dos meses se sentía más seguro. Hoy, Traffic Center es un punto de referencia fundamental para el caraqueño: «Ya he encontrado un lenguaje. Sé cómo decirle a la gente cuáles decisiones tomar. Ya son más de 1.200 horas de vuelo».

Más de cinco años lleva sobrevolando Caracas. La primera vez fue el 18 de septiembre de 2000, sólo cuatro días después de que lo llamaran de la radio para ofrecerle, a él que hasta ese momento llevaba ocho meses como reportero de la fuente política, el trabajo del helicóptero. «Sucedió algo que siempre recuerdo… yo sabía de la existencia de ese proyecto, pero ese día, justamente, yo iba a una entrevista para un canal de televisión y pasé por La Carlota. Vi el helicóptero, y me preguntaba a quién le iba a tocar ese proyecto, me decía que debía ser super diferente… y en eso me llaman para ofrecérmelo. Lo tomé como una premonición».

Cañizales, egresado de Comunicación Social de la UCV en 1999 y ganador, graciasa su trabajo en Traffic Center, de los premios de Periodismo Nacional Vial 2006 y Nacional Informativo de Radio 2007, del premio Municipal de Periodismo de la Alcaldía de Baruta 2001 y de la Orden Leoncio Martínez del Estado Miranda, entre otros, no pierde oportunidad para declararse enamorado de El Ávila, el monumento natural más impactante de la ciudad. «Ver ese cerro desde Hoyo de la Puerta, o desde La Mariposa, es un espectáculo. Cada día, con cada grado que nos movemos, descubrimos un nuevo matiz de esa montaña, un nuevo color, una visión desconocida hasta ese momento», señala.

 

 
Carlos Coste, lider en las profundidades del mar

Carlos Coste fue siempre el planificador y líder de grupo. Este venezolano exitoso cursó estudios de Ingeniería Mecánica en la UCV y aproximadamente en 1996, comienza el curso de submarinismo en esa casa de estudios y descubre su atracción por el buceo a pulmón y la pesca submarina.

A finales del 97, comienza su carrera competitiva como novato en esas dos disciplinas, figurando muchas veces en los primeros lugares del campeonato nacional. Luego en el año 99, debe tomar la decisión de cuál será su prioridad a nivel de competencia, la pesca o la apnea, y toma la gran decisión de dedicarse deportivamente a la apnea; y junto con un grupo de 4 o 5 compañeros que también se dedican a entrenar fuertemente y alcanzar victorias en el país, forman la primera selección nacional de apnea. Salen del país hacia Niza, Francia, a competir por primera vez en el año 2000, obteniendo el tercer lugar de la tabla.

Es el décimo primer lugar en el año 2001, en el campeonato mundial por equipo, que lo impulsa a entrenar individualmente para mejorar sus marcas personales y se plantea alcanzar un record mundial en nuestro país.

En octubre de 2002, en el marco del primer Reto en el Abismo, un evento muy sencillo en Puerto Cruz-Edo. Vargas, Carlos saca del anonimato este deporte en Venezuela, logrando no uno, sino dos records mundiales en las modalidades de «Inmersión Libre (-93m)» y «Peso Constante (-90m)», ambos records en menos de una semana.

A partir de ese momento, comienza la carrera ascendente de Carlos, siendo todo un éxito en todos sus propósitos y cada año logra superar records en las diferentes modalidades de profundidad del buceo a pulmón.

En el año 2003, se convierte en «el primer ser humano en pasar la barrera de los -100 m a pulmón sin asistencia» avalado por Guinness, al realizar la marca de -101m en Inmersión Libre en el Parque Nacional Mochima. Gracias a su esfuerzo, consiguió en el 2004 convertirse en el primer ser humano en romper la barrera de los 100 metros de profundidad a pulmón en peso constante.

Este «Rey de los Mares» como le dicen, logró en mayo de 2006 su último record mundial, en la modalidad de «Peso Variable a -140m». Coste posee 9 registros mundiales, y ha llevado la bandera de Venezuela muy en alto alrededor del mundo.
Su vida transcurre entre el agua y una constante búsqueda de retos. Gracias a su esfuerzo, está logrando poco a poco cumplir su objetivo: Consolidarse como la primera figura mundial en apnea o buceo libre, promover internacionalmente a Venezuela como destino turístico y ser vocero del interés por la preservación del mar.

Coste ha ido cada vez más profundo, rompiendo marcas y se ha caracterizado por ser muy ambicioso en sus metas y en dar siempre más de lo que todos están esperando. No deja de imponerse retos que pueden sonar fantásticos, pero que él siente que puede lograr sin forzar su cuerpo. “Mi fuerte es la profundidad y por eso tengo previsto superar el récord mundial actual de peso constante que está en 103 metros. Me estoy entrenando para lograr 105”, señaló con orgullo.

Este talentoso venezolano se visualiza en 15 años con una escuela estable de apnea en Chichiriviche de la Costa (actualmente dicta cursos itinerantes y conferencias), dando recomendaciones a los nuevos apneístas, haciendo documentales submarinos (está perfeccionándose en la edición de videos) y con sus hijos siguiendo sus pasos como pequeños delfines. A los 30 años de edad, sus metas son más largas que los 171 metros de profundidad que espera recorrer.

ZAPATA: ARTISTA VENEZOLANO POLIFACÉTICO

El pintor y caricaturista Pedro León Zapata, con su peculiar estilo artístico y su humor siempre incisivo, ha tenido un desempeño exitoso en todas sus facetas que se traduce en hechos de gran significación para la plástica y el humorismo venezolanos.

Pedro León Zapata, venezolano, pintor y un insigne caricaturista, graduado de la Escuela de Artes Plásticas de Caracas. Ha recibido premios por su labor como caricaturista, por su larga trayectoria en los diferentes medios impresos. Entre ellos, en diferentes oportunidades el Premio Nacional de Periodismo. Simultáneamente ha mantenido su actividad pictórica a través de exposiciones en los museos más importantes del mundo.

Desde 1965 realiza su caricatura editorial diaria Zapatazos para el diario El Nacional de Caracas, por la que recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1967, y dos Premios Municipales, en 1974 y 1975; por su labor artística fue galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas y en 1998 recibió el Premio «Armando Reverón».Su obra es extensa: está repartida en tantas publicaciones y tiene tal riqueza temática, que el estudio de la misma podría conducir a varias antologías especializadas.

Zapata es además: pintor, autor teatral, conferencista, profesor, y animador; en todas esas actividades ha tenido un desempeño exitoso, lo cual se ha traducido en hechos de gran significación para la plástica y el humorismo venezolanos.

Raíces
Nació en La Grita, estado Táchira, el 27 de febrero de 1929. Estudió arte en la Escuela de Artes Plásticas de Caracas, en el Instituto Politécnico y en la Escuela de Pintura y Escultura de México. Luego de una amplia formación, se dedicó a la docencia de Artes en Acapulco en 1957. En 1958 regresó a Venezuela e ingresó como profesor de dibujo a la Facultad de Arquitectura de la UCV, y un año más tarde a la Escuela de Artes Plásticas. En 1965, ingresa a El Nacional como caricaturista.

Su primera caricatura fue publicada en FANTOCHES en noviembre de 1946; él era entonces estudiante de pintura y firmaba sus dibujos como «P.P». Zapata ha realizado numerosas exposiciones individuales y ha participado en muchas colectivas. Pedro León representa a los tipos de artistas de enfoque polifacético, sus obras pueden ser interpretadas de diversas formas y temáticas. En su vida ha pasado de artista plástico a caricaturista, periodista, locutor, comentarista, animador e incluso a llegado a ser ensayista y vestuarista en el área de teatro, teniendo así gran influencia de diversas fuentes en cuanto a arte se refiere. Sus bases están fundadas en lo que se conoce como Realismo Social, ya que él se ha preocupado en su forma particular de humorista, de los problemas sociales y políticos que han sucedido en nuestro país.

Libros publicados: «Zapatazos», «¿Quién es Zapata?», «Zapata vs. Pinochet», «Lo menos malo de Pedro León Zapata», «Zapatazos por Uruguay», «Zapata absolutamente en Serio», «Caracas, Monte y Culebra», «Breve Crónica de lo Cotidiano», «Los Gómez de Zapata», De la A de Arte a la Z de Zapata y los volúmenes zapata, firme y Firme Zapata.

Zapata es el autor del gigantesco mural de cerámica titulado «Conductores de Venezuela» (1999), de más de 1.500 metros cuadrados de superficie, 150 metros de largo por 11,5 de alto, está compuesto por 40.000 lozas de 20×20 c.m., que ilumina parte del perímetro norte de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, cubriendo el muro de contención del límite norte de la Ciudad Universitaria, que la separa de la autopista Francisco Fajardo.

 

ligabeis

Venezolanos con buenas credenciales en grandes ligas

La lista suma 217 jugadores de origen venezolano que se han destacado en las Grandes Ligas de Béisbol de los Estados Unidos entre los años 1939 y 2008.

Recordemos tan sólo a algunos de los jugadores en la fecha de su primer partido: Alejandro Carrasquel (1939), Chucho Ramos (1944), Alfonso Chico Carrasquel (1950), Luis Aparicio (1956), Víctor Davalillo (1963), David Concepción (1970), Antonio Armas (1976), Baudilio Díaz (1977), Oswaldo Guillén (1985), Andrés Galárraga (1985), Gustavo Pulidor (1985), Carlos Café Martínez (1988), Omar Vizquel (1989), Luis Sojo (1990), Edgardo Alfonzo (1995).

Todos estos venezolanos, y los que se han sumado hasta hoy, se han caracterizado por demostrar lo mejor de sí para destacar en las diferentes posiciones de juego y en los equipos que los contratan.

Los ejemplos más recientes van de la mano y el guante de Johan Santana, que en su imponente debut con los Mets de Nueva York, ponchó a ocho en siete entradas de trabajo y se apuntó su primera victoria en la Liga.

Johan Santana será foco de atención, pues de él se espera que llegue al estrellato más temprano que tarde, y qué mejor manera de comenzar bien la temporada: «Este fue un buen inicio», dice el entrenador de los Mets, Willie Randolph. «Santana estuvo increíble. Pienso que lanzó mejor de lo que parece, porque lanzó varias pelotas y ponchados que pudieron ser mejores. Pero realizó lanzamientos cuando debía hacerlo y es muy bueno iniciar las cosas con tu mejor carta».

Otro destacado es Franklin Gutiérrez al bate, comandando la ofensiva de Cleveland. El venezolano también es visto con ojos de aprobación y orgullo de la fanaticada, pues ha conectado jonrón que impulsó tres carreras y mejoró las anotaciones de Cleveland.

No se pueden dejar pasar por alto los cuadrangulares de dos criollos más: El nuevo inicialista Carlos Guillén y el debutante Miguel Cabrera de Los Tigres de Detroit.

“Ese muchacho romperá todos los record. Mis números ya van quedando pequeños al lado de los de Miguel”, dijo Andrés Galárraga a ESPNdeportes sobre Cabrera, quien disparó el jonrón 139 de su carrera. El gato Grande terminó con 399 en su paso por las mayores.

 

MILKACHU

MILKA CHULINA: DE MISS A EMPRESARIA

Tras pasar por todas las experiencias particulares de las reinas de belleza, ella vive hoy en día un sueño hecho realidad: tener su propia casa productora que, a pesar de contar con pocos años, ya comienza a ser reconocida internacionalmente.

Milka Chulina Urbanich obtuvo la corona de Miss Venezuela en 1992, concurso que la dio a conocer como figura pública. Esta chica de descendientes croatas, con exóticos rasgos y una personalidad imponente, no quiso seguir los pasos de la mayoría de las misses de nuestro país y creó Origami Films, una casa productora que se abre camino en el ámbito publicitario.

En entrevista concedida a la “Revista eme” de El Nacional, Milka expresa que su intención es “que vean la empresa, que es sólida y que podemos ayudar a desarrollar lo que los clientes traen como propuesta, como dice nuestro slogan: de una hoja de papel se puede crear cualquier cosa, nosotros creamos imágenes. Quiero construir tras cámaras, así que aparezco en Origami como Productora Ejecutiva, eso es suficiente”.

De una hoja de papel se pueden crear muchas cosas

Actualmente, Origami se dedica exclusivamente al medio publicitario, pero espera involucrarse más en cinematografía para el año próximo. En este sentido, Milka confiesa que ha pensado en un par de historias propias que le gustaría desarrollar con un guionista profesional. «La delincuencia y la inseguridad es un flagelo que nos marca a todos, pero hay otras cosas. Nuestra sociedad tiene muchos temas que se pueden explotar cinematográficamente. La gente tiene historias con su familia, con sus hijos, entonces por qué no hacer cine con temas diferentes».

Origami ha entrado por la puerta grande. Ellos produjeron una campaña reciente de Nokia, realizaron la campaña de GM que está actualmente al aire y, entre otras cosas, co-produjeron con Passion Pictures de Londres, un video promocional para el juego de video Conflict para Playstation 3, Xbox 360 y PC, lo cual consiguieron tras una licitación con otras casas productoras internacionales.

Ni tan miss

Milka Chulina cursaba Estudios Internacionales en la Universidad Central de Venezuela cuando entró en el concurso. Tenía 18 años. Después de haber ganado la máxima corona de la belleza nacional, participó en el Miss Universo 1993, donde quedó de segunda finalista. En 1996, tuvo la oportunidad de ser co-animadora de Sábado Sensacional junto a Gilberto Correa.

Posteriormente, cuando ya estaba segura de que no quería volver a la televisión, una productora inglesa la contactó para hacer el talk show Aquí Contigo: «Aprendí a explotar algunas aptitudes que no sabía que tenía y que descubrí trabajando en televisión, pero nunca estuve muy satisfecha. Yo no quería hacer carrera como animadora, así que les pedí una suma muy alta para que me dijeran que no y me salió al revés, porque me dijeron que sí», cuenta con sonrisa pícara. Luego, culminó sus estudios como internacionalista, realizó un postgrado en la Universidad de Montpellier, Francia, y en España realizó cursos de cinematografía, producción y guión.

Más información: http://impresodigital.el-nacional.com/suplementos/2008/04/10/

 

Gustavo Dudamel muestra su potencial tomando la batuta

No muchas veces el auditorio tiene oportunidad de ver a un director tan joven y con talento ilimitado,  que se ha dedicado a combinar la pasión por la educación musical con el compromiso por transformar el entorno social y llevar el nombre de Venezuela en alto.

El talento venezolano se hace sentir a través de la batuta de Gustavo Dudamel, un joven de 27 años de edad que se levanta para dirigir orquestas, y que día a día ha cautivado al público de distintos lugares del mundo con su pasión por la música. Prueba de ello es Alemania, país que lo galardonó en 2004 en la competencia para directores Gustav Mahler.

Este artista que nació en Barquisimeto, estado Lara, comenzó a los 4 años a tocar el violín, estudió armonía, solfeo y contrapunto desde temprana edad. Tenía 10 años cuando tomó por primera vez un violín y comenzó sus estudios de composición. En el Conservatorio Jacinto Lara su maestro de violín fue José Luis Jiménez, y posteriormente trabajó con el maestro José Francisco del Castillo en la Academia Latinoamericana de Violín.

A los 12 entró a formar parte como violinista de una de las más de 200 orquestas juveniles de Venezuela, a las que todavía apoya con la vocación y convicción de que sus programas son una fórmula para acercar a la música a cientos de jóvenes de escasos recursos.

Su fama ha aumentado con él éxito obtenido por la Orquesta Sinfónica de la Juventud Simón Bolívar de Venezuela, con la que grabó un disco compacto con las sinfonías N°5 y N°7 de Ludwing van Beethoven.

A sus 26 años, dirigió la Filarmónica de Los Ángeles, donde debutó en 2005 disparando una carrera que lo llevó hasta la Scala de Milán. Los aplausos los acompañan en diferentes escenarios: Desde su aparición con la Orquesta Sinfónica de la Radio de Stuttgart en el Vaticano, junto a la violinista Hilary Hahn, la salida al mercado de su segundo disco para Deutsche Grammophon: La Quinta Sinfonía de Mahler, con la Orquesta de la Juventud Bolivariana Simón Bolívar, hasta su debut con la Filarmónica de Berlín, y nuevos compromisos con La Scala de Milán.

Esto demuestra la inconfundible visión de éxito y reconocimiento que Venezuela Competitiva destaca en este venezolano que se ha dedicado a combinar la pasión por la educación musical con el interés por transformar el entorno social.

Más información: www.gustavodudamel.com

toro

 

 

 

 

El arte de Luis Julio Toro: más de 20 años de carrera

El reconocido flautista caraqueño, catalogado por la crítica internacional como uno de los más versátiles y técnicos del mundo, lanzó al mercado una compilación que recoge la diversidad de influencias que nutren su trabajo musical.

Considerado uno de los mejores flautistas de la actualidad, Luis Julio Toro ha sido aclamado por la crítica por su poderoso y hermoso sonido, mereciendo importantes reconocimientos y ubicándose en un sitial destacado en el exigente escenario musical internacional.

“Vientos Alisios”, “Cantos y Tonadas”, “Miranda: su flauta y la música”, “Bach”, “Toro Solo” y toda la rica discografía de Ensamble Gurrufío y Camerata Criolla, hablan de un artista interesado en la indagación de las múltiples posibilidades técnicas y expresivas de su instrumento.

Su más reciente producción “El arte de Luis Julio Toro”, compilatorio editado con el apoyo de Movistar, que resume en 12 piezas la íntima y personal búsqueda que durante más de veinte años ha ocupado la vida profesional de este flautista, integrante de la emblemática agrupación venezolana Ensamble Gurrufío, agrupación con la que viene de realizar recientes exitosas presentaciones en Japón y España.

Con obras de Simón Díaz, Astor Piazzolla, Antonio Lauro, Jacob do Bandolim, Consuelo Velásquez, Alonso Toro, Johann Joachim Quanta, Eduardo Serrano, Ricardo Sandoval y Johann Sebastián Bach; es una selección hecha bajo la asesoría de Bettsimar Díaz que seduce por su sutileza, traduciendo los múltiples lenguajes de quien es, hoy, referencia obligada cuando se habla de la flauta en Venezuela. El disco también  incluye una versión inédita de «Bésame mucho», grabada recientemente usando una flauta bajo.

Paralelamente, este artista se apresta a celebrar el primer año de “Toro solo”, programa que lleva el mismo nombre de su anterior disco, ubicado entre los más vendidos del año 2007. Este espacio radial sale al aire a través de Éxitos 99.9 FM (Circuito Unión Radio), de lunes a viernes a las 05:00 a.m., los sábados a las 08:00 a.m. y los domingos a las 09:00 a.m.

Toro -actual titular de la cátedra de Flauta de la Maestría en Música de la Universidad Simón Bolívar y egresado con los máximos honores del Royal College of Music de Londres-, también apunta sobre el éxito de ventas en Venezuela del disco que grabó el año pasado como solista invitado con la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Córdoba, España, bajo la batuta del Maestro Manuel Hernández-Silva, una producción que recoge el “Gran Danzón. The Bel Air Concerto”, obra para flauta y orquesta escrita por el reconocido compositor e instrumentista cubano Paquito D’Rivera.

Fuente: Yubiri Arraiz Pinto
Contacto: gurrufioensamble@cantv.nett

milka

 

 

 

 

 

Milka Duno… venezolana que hace historia en daytona   

Talento, belleza e inteligencia, son algunos de los adjetivos que describen a la corredora venezolana Milka Duno, una de las más exitosas piloto de autos de carrera en el mundo. Milka es Ingeniero Naval, con cuatro postgrados – Desarrollo Organizacional, Arquitectura Naval, Acuicultura y Negocios Marítimos-, los tres últimos realizados de forma simultánea.

“Soy extremadamente competitiva y siempre quiero dar el paso siguiente para ser mejor”, comenta Milka. Bajo esta premisa, esta talentosa mujer comenzó a correr en las pistas venezolanas en 1996, donde llegó a ser segunda en la Serie GT de 1997, mostró sus habilidades al volante en las versiones venezolanas de la Copa Porsche y el Desafío Ferrari, y con el paso de los años ha participado en diferentes categorías y en carreras legendarias.

En el 2004, Milka se convirtió en la primera mujer en la historia en ganar una carrera internacional de autos deportivos en Norteamérica, conquistando la victoria general del Grand Prix de Miami, de la Serie Grand American Rolex Sports Car. Siete meses más tarde, en la misma pista, Milka consiguió un segundo triunfo en la general. En el 2005, obtuvo su tercera victoria en la Serie Rolex. Y en sólo dos temporadas en la Serie Rolex, Duno logró tres triunfos, seis podios, nueve veces ha terminado en los cinco primeros y 17 veces en los diez primeros lugares.

Consecuente en sus logros, la piloto caraqueña de 34 años conquistó el domingo 28 de enero de 2007 el segundo lugar en la edición 45 de las 24 Horas de Daytona, primera válida de la serie Rolex Grand American en la categoría Daytona Prototipos; clasificación considerada como una de las más difíciles del mundo.

Como única conductora latina en los circuitos profesionales de automovilismo en Estados Unidos, Milka ha conseguido el mejor resultado para una piloto en los 45 años de historia de la carrera de resistencia las 24 horas de Daytona International Speedway, en Florida.

Con este triunfo, la corredora venezolana entró en los libros de récords de la tradicional competencia norteamericana al convertirse en la mujer mejor clasificada en su historia.

La caraqueña reconoció que este resultado «fue un esfuerzo de equipo desde el inicio al final, y no puedo agradecer lo suficiente a mis compañeros Patrick, Darren y Ryan y al equipo técnico. Me siento muy orgullosa y honrada de tener el mejor resultado de una mujer piloto en una carrera tan legendaria», expresó.

Más información: www.milkaduno.com

bob

 

 

 

 

 

Las diversas facetas de Bob Abreu

Bob Abreu es uno de los peloteros venezolanos más conocidos nacional e internacionalmente, su fama ha llegado a traspasar la frontera deportiva.

Nació el 11 de marzo de 1974 en Turmero, estado Aragua. Este pelotero es uno de los mejores jugadores venezolanos en la actualidad en las Grandes Ligas estadounidenses, donde hasta ahora el campocorto Luis Aparicio -figura de las Medias Blancas de Chicago en la década de los 50- es el único venezolano que llegó al Salón de la Fama de Cooperstown.

Abreu  no solamente se ha destacado en el campo de juego: el 16 de diciembre de 2007 el venezolano recibió el Premio Especial por Destacada Labor Comunitaria durante la ceremonia de entrega de los V Premios Fox Sports, evento que reconoce las contribuciones y los logros de los atletas y personalidades hispanas del mundo deportivo tanto dentro como fuera del campo de juego.

Sobre el galardón y su labor social, Abreu comenta que su proyecto social busca ayudar a niños de escasos recursos o con afecciones de salud y que son fanáticos de los deportes. “Las figuras destacadas del deporte no son inalcanzables. Lo que buscamos es mostrarle a los niños con pequeñas discapacidades que estamos para brindarles cariño, apoyo”, destaca el grandeliga.

La polifacética vida del «Come Dulce», como también se le conoce entre la fanaticada, abarca al ámbito empresarial, pues a finales de 2006 lanzó su propio sello disquero «Cacao Music», que busca principalmente apoyar y hacer surgir el talento musical venezolano.

El estelar pelotero, dedicado a este deporte entre los Yanquis de Nueva York y los Leones del Caracas, estrenó su sello disquero debutando con cinco trabajos discográficos.

“Me animé a crear esta empresa para apoyar al talento venezolano que, por una u otra razón, no se toma tanto en cuenta. Uno ve en el exterior que los artistas en la música son puertorriqueños, colombianos, mexicanos y que no hay un nombre venezolano que resuene. Estoy muy entusiasmado porque es un proyecto muy venezolano. Así como tenemos cuartobates en el béisbol, Cacao Música proyectará en el exterior a esos venezolanos que son cuartobates en la música”. Agrega con entusiasmo Abreu: “El nombre Cacao Música nace para reivindicar, esta vez en el campo artístico, nuestra capacidad de producir con talento y calidad de exportación… de Venezuela para el mundo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *