Universidades se unen para impulsar la Responsabilidad Social Empresarial

junio 4, 2013 · 0 comentarios

univerDiversas academias públicas y privadas de la región favorecen la promoción, animación y sensibilización de la Responsabilidad Social Empresarial a través de una red iberoamericana

La Red Iberoamericana de Universidades por la Responsabilidad Social Empresarial (Redunirse) es una iniciativa de desarrollo en el sector académico promovida por la Dirección Regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y el Fondo España-PNUD. Nació en el año 2009 y actualmente está integrada por más de 120 universidades de la región iberoamericana. En Venezuela, once instituciones se han adherido a Redunirse como parte de su compromiso social universitario.

En la actualidad, más de 640 docentes y autoridades académicas pertenecientes a las universidades asociadas en 20 países de la región, han sido capacitados con el propósito de llevar un modelo de institucionalización de la enseñanza de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a las universidades asociadas, pues se considera que es en la universidad donde se forman aquellas personas que tarde o temprano influirán en las decisiones estratégicas de las empresas y en la formulación de políticas públicas que favorezcan la sana armonía entre el Estado, las empresas, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad en general.

Es así como lo explica José Gabriel Benzo, vocero egresado del programa de capacitación de Redunirse, y director de Operaciones del Centro de Desarrollo Ejecutivo de la Universidad Monteávila, quien asegura que la academia tiene un papel fundamental en su rol formador de hombres y mujeres para que sean actores protagónicos en favor de la transformación de la sociedad, al instaurar una renovada cultura profesional y personal más ética y socialmente responsable.

“Pienso que la actual convulsión que reina en el país es el detonante que ha hecho reflexionar a muchos para buscar soluciones. El concepto de capital social, usualmente aplicado por Robert Putnam al ámbito de las naciones, puede extrapolarse al ámbito de la universidad, entendiendo la universidad como una comunidad de personas y de saberes donde este activo intangible se manifiesta en la capacidad de generar confianza –personal o institucional–, estimular conciencia cívica, arraigar valores éticos y fomentar la interrelación entre las personas que conviven en ella y que a su vez son parte activa de la sociedad”, afirma Benzo.

Benzo considera que a través de Redunirse las universidades venezolanas han encontrado valiosas iniciativas académicas que favorecen la inclusión de la RSE de manera tangencial o directa y que esta red ha sido un importante apoyo para la enseñanza de la RSE en las universidades que agrupa. Esto se ve materializado en las seis ediciones del programa de formación en RSE que se han llevado a cabo desde el año 2009, de donde han egresado más de 600 docentes y autoridades académicas de la región iberoamericana. El instrumento académico titulado “Programa de Formación de Formadores en Responsabilidad Social Empresarial” cuenta con una plataforma tecnológica dividida en aulas virtuales dirigidas por excelentes catedráticos e investigadores en el tema de varios países de Iberoamérica.

“Como fruto de este programa, Redunirse ha consolidado una Red de Egresados, integrada por docentes muy comprometidos, dispuestos a desarrollar el tema en los distintos países de Iberoamérica, con un enfoque de cooperación y adaptado a la realidad característica de cada país”, agrega Benzo.
Para el vocero de Redunirse, el hecho de que universidades venezolanas participen en esta red representa un importante logro, pues además de haber comenzado a hablar formalmente de responsabilidad social dentro de las instituciones, se facilita la elaboración de programas académicos efectivos para la preparación en el tema.

“Uno de los grandes objetivos alcanzados de este programa consistió en la elaboración, por parte de cada uno de los docentes que completamos el curso, de programas académicos para la enseñanza en RSE. Todo esto bajo esquemas comunes de presentación de la información y siguiendo pautas metodológicas de vanguardia en lo referente a estructuración de contenidos programáticos efectivos”, indica Benzo.

Redunirse ha capacitado alrededor de 90 docentes universitarios venezolanos, y hasta ahora se han llevado a cabo dos encuentros de egresados (2009 en Valencia y 2011 en Caracas) en donde se realizaron mesas de trabajo y se contó con la participación de reconocidos conferencistas como los profesores Charo Méndez y Víctor Guédez.

Entre los logros globales de esta organización destacan: una red de rectores de más de 120 universidades iberoamericanas afiliadas, un Programa de Formación de Formadores en RSE con seis ediciones sucesivas en el que se graduaron 640 docentes y autoridades académicas; un primer Seminario Iberoamericano sobre Modelos de Enseñanza e Investigación en RSE celebrado en Buenos Aires en junio de 2011, con una participación de 200 egresados; y un Proyecto de Cátedra Iberoamericana en Enseñanza de la RSE, en acuerdo con el Banco Santander, para consolidar los resultados logrados en la primera etapa del programa, en cuyo marco se han realizado dos talleres de formación en línea y uno presencial.

“Sumado a esto, se encuentran dos importantes publicaciones que compilan documentos relevantes e inéditos sobre el tema, herramientas, y experiencias en la institucionalización de la RSE en la región, y lo más significativo es que Redunirse ha sido un gran apoyo para estudiar, reflexionar y transmitir conocimientos y experiencias relacionadas con la responsabilidad social dentro de nuestras universidades”, agrega Benzo.

José Gabriel Benzo ve con optimismo el avance de la responsabilidad social universitaria (RSU), aún cuando reconoce que hay mucho camino por recorrer y muchos países de la región son un ejemplo a seguir: “Veo una universidad con un modelo de docencia, investigación, extensión y gestión centrado en la persona, que a su vez fomente la libertad responsable en la actuación personal; es una universidad que sirve como instrumento para fomentar el crecimiento no solo en el plano profesional y cultural sino también el plano personal”.

Asimismo, considera que es deber de las autoridades universitarias en todos los niveles, invertir tiempo y esfuerzo para dar sustentabilidad al proyecto educativo que apunte a formar una comunidad de personas en servicio de la sociedad. Por ello invita a universidades públicas y privadas a acercarse a Redunirse, y ayudar a consolidar la RSU en el país. Más información en: www.redunirse.org

Fuente: Revista RSE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ediciones anteriores:

Siguientes ediciones: